LA REALIDAD

LA REALIDAD

martes, 4 de diciembre de 2007

Una carrera de obstáculos para sobrevivir


SI LOS POLITICOS FUERAN EN SILLA DE RUEDAS, VERIAN COMO TODO ESTABA SOLUCIONADO
Con motivo de la celebración del Día Internacional del Discapacitado, el Instituto de Atención Social y diferentes asociaciones de discapacitados de la isla se concentraron ayer en en el centro de la capital grancanaria para reclamar más atención a este colectivo por parte de la Administración.
Un total de 17 asociaciones de discapacitados físicos y psíquicos de la isla, junto con el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria del Cabildo de Gran Canaria, se reunieron ayer en la céntrica calle Triana de la capital para celebrar el Día Internacional del Discapacitado y reivindicar a través de una marcha mejores condiciones de desarrollo social para estas personas.
A la concentración asistieron más de 300 personas que se unieron al recorrido, que finalizó en el parque San Telmo, y que bajo el eslogan «¿Acaso tú no eres diferente?» pretendían reclamar una mejor calidad de vida para todos aquellos que padecen algún tipo de discapacidad.
Al evento asistieron varios representantes políticos y sociales como el consejero de Política Social y Socio -Sanitaria del Cabildo grancanario, Pedro Quevedo, que se mostró encantado con la gran acogida del acto entre los ciudadanos y, sobre todo, «con la actitud de la gente». «Esta campaña tiene que ser persistente, machacona, para evitar esa carrera de obstáculos que se encuentran los discapacitados a diario», añade Quevedo.
Barreras.
Todavía queda mucho por hacer para que los discapacitados tengan las mismas oportunidades que el resto. «Aún existen muchas barreras en las calles, en las comunicaciones (para ciegos y sordos)», explica Javier Suárez, portavoz del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). «Encontrar trabajo es muy difícil porque las empresas canarias son muy conservadoras, están poco actualizadas y no apuestan por ellos», afirma Suárez. El empleo es uno de los obstáculos más frecuentes, pero no el único. «Si eres mujer y con discapacidad, no existes», enfatiza Gisela Rivero, miembro de la plataforma. «Parece mentira que en la actualidad aún se sigan inaugurando edificios para el público que carecen de accesos para discapacitados», añade.
Y es que existen demasiadas barreras que superar, pues todo está preparado para personas con una determinada altura y con todas sus funciones sensoriales en perfecto estado, desde un cajero automático, pasando por una cabina telefónica, los remos y juegos para menores, hasta la barra de cualquier bar.
Ley de dependencia.
Discapacitados, familiares y profesionales sanitarios coinciden en que la nueva Ley de Dependencia no soluciona los principales problemas ya que para ello hay que implicar a toda la población. «Aún hoy no se cumplen derechos fundamentales como la escolarización, el acceso a un trabajo o un trato igual. Ante la nueva ley soy positiva, pero con cautela», declara Gisela Rivero, miembro de la plataforma.
Pero otros están totalmente en contra contra ya que «la ley pretende institucionalizar a todas las personas con grandes discapacidades, cuando lo que necesitan es estar en casa», subraya la presidenta de la plataforma organizadora del evento, Carmen Bautista.