LA REALIDAD

LA REALIDAD

jueves, 27 de noviembre de 2008

BOLICHE


La Consejería de Educación insta al ayuntamiento capitalino a velar por la seguridad ciudadana en la zona del colegio Boliche
Educación ha puesto cámaras de vigilancia en el centro y ha adelantado la demolición del IES Saramago para finales de año
Ante los reiterados actos vandálicos que se vienen sucediendo en las inmediaciones de la Escuela de Educación Infantil (EEI) Boliche, situada entre los barrios de Siete Palmas y la Feria del Atlántico de la capital grancanaria, la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias ha instado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a velar por la seguridad de los alumnos/as de la escuela, así como a acelerar las obras civiles que impidan nuevos robos del cableado público. Estos actos vandálicos, que se están llevando a cabo en el desalojado IES Saramago, han producido un profundo malestar en la comunidad educativa y ocasionando una pérdida importante de jornadas escolares, con el consiguiente grado de incertidumbre entre los padres y el equipo docente. Por su parte, la Consejería inició hace meses, a instancias de la Dirección General de Centros e Infraestructura Educativa, los procedimientos de urgencia para acelerar el proceso de demolición del IES Saramago, previsto para finales de año. El IES Saramago fue cerrado el pasado mes de junio por problemas estructurales que presentaba el inmueble, por lo que se recomendó el desalojo inmediato del mismo. El solar del centro es propiedad del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, por lo que su futuro lo decidirá el Consistorio. También se ha aprobado un presupuesto extraordinario para levantar los muros exteriores y evitar que entrasen al centro en horario no lectivo. Asimismo, se ha procedido por parte de la Administración regional a la instalación de cámaras de vigilancia dentro de la EEI Boliche para ejercer un mayor control. Por otra parte, se han mantenido varias reuniones entre la Consejería y los responsables del consistorio con el fin de llegar a acuerdos de colaboración para solventar la acometida del centro y proceder al traslado del cableado eléctrico desde el IES Saramago a la propia escuela. En este sentido, la Consejería ha aprobado una partida presupuestaria de 50.000 euros, pero la ejecución del traslado corresponde al Ayuntamiento, dado que los cables se encuentran fuera de los edificios educativos. El departamento del Gobierno de Canarias ha trasladado a los padres y madres del centro que se trata de un problema de seguridad ciudadana y no educativo, por lo que solicita la intervención urgente del Consistorio para solventar los continuos incidentes que afectan al normal desarrollo de la actividad docente.