LA REALIDAD

LA REALIDAD

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Una alcantarilla dentro de casa

  Y MOMO, EXTASIADO MIRANDO UN AMANECER MUSICAL.
Tres veces al día Antonio Santana achica con una toalla las aguas fecales que se filtran por las paredes y por el suelo de su vivienda del Risco de San Nicolás. Hace tres meses que sufre este problema que le impide hacer vida normal en su domicilio. El motivo, según este vecino de la capital grancanaria, es la rotura de una tubería cercana.


"No se puede vivir aquí. No se puede comer aquí. No se puede dormir aquí", denuncia Santana mientras muestra dos habitaciones llena de cartones empapados colocados por todo el suelo. El olor es intenso y nauseabundo desde que se pasa de la puerta del domicilio. "Tenemos que dormir todos en la misma habitación porque nos hemos quedado sin dos cuartos. Me despierto y voy a trabajar. Luego. cuando vuelvo a casa, achico agua, después lo hago de nuevo a las 17.00 horas, y de nuevo de madrugada. Por suerte un amigo me ha conseguido una máquina para achicar y ya no lo tengo que hacer más con las manos", añade.


Santana culpa del problema a Emalsa, la compañía que gestiona del mantenimiento del saneamiento de la ciudad. En cambio, fuentes de la entidad sostienen que no hay ningún problema con las tuberías, ya que, después de la denuncia del vecino, se han realizado media docena de catas en el lugar, pruebas con colorantes y renovado varios metros de canalización.


"Los técnicos de Emalsa han venido aquí varias veces, pero no han solucionado nada", lamenta este vecino del Risco de San Nicolás, que pide que cambien la tubería y que la coloquen en otro lugar. "Las canalizaciones en este barrio no se han renovado desde hace 40 años. Todas las aguas fecales caen directamente sobre mi casa. Vivo bajo los desechos. Todas las aguas fecales de San Nicolás pasan por encima de mi cabeza", insiste desesperado.


Después de tres meses soportando esta situación, Santana teme que una vez que se solucione el problema, tendrá que tirar las paredes y cambiar todo el piso. "Se ha filtrado muchísima agua. Este olor no se va a ir nunca", augura.

2 comentarios:

eletse dijo...

SI NOS TIENEN A TODOS COMIENDO MIE…… QUE DE RARO TIENE QUE NOS BAÑEN EN LA MISMA.

Pobre hombre y lo que seguramente le queda por pasar hasta que le solucionen el problema.

DORAMAS dijo...

Pero cuando necesiten su voto, irán con la sonrisa pidiéndolo y somos tan gilipollas, que se los daremos otra vez.