LA REALIDAD

LA REALIDAD

domingo, 3 de febrero de 2008

CANARIONES, MAJOREROS Y CONEJEROS, ¿EN PELIGRO DE EXTINCION?

El titulo parece exagerado, pero no es así. Solo tenemos que guiarnos por las estadísticas que nos da el Gobierno y sabiendo que siempre están manipuladas, nos tendremos que poner en lo peor.

Sio nos plantamos a observar las estadísticas de nacimientos, podemos comprobar que nacen mas bebes de inmigrantes, que de los naturales de aquí.

Visitando cualquier colegio público, comprobamos que abundan mas los inmigrantes.

Visitando locales de restauración, se observa que en estos también impera la inmigración.

Viajando en cualquier autobús, se puede comprobar que mas de la mitad de los pasajeros son inmigrantes.

Acudiendo a las fiestas de las localidades de las islas, se puede ver que abundan mas los actos culturales de inmigrantes, que los actos de nuestra cultura popular.

Si visitas un Centro de Salud, no te sorprende que delante de ti estén varios inmigrantes.

Si te das un paseo por las zonas turísticas, observaras que están en periodo de decadencia, al estar muchos apartamentos dedicados solo a la población inmigrante. Lo que conlleva a crear cotos poblacionales.

Esto es así y nuestros políticos lo han permitido. ¿El motivo?, sencillamente el voto inmigrante les asegura otros cuatro años en el poder.

A estas líneas se les podrá tratar de xenófobas y razistas Pero es la realidad y muchos de los que las lean, lo comentan en sus grupos familiares. Pocos se atreven a llamar a las cosas por su verdadero nombre. Temen el rechazo de “algunos de esta sociedad”, que se están forrando en la explotación de esos inmigrantes en detrimento de la población natural de las islas.

A Paulino se le hace la boca grande con manifestaciones sobre asegurar el trabajo primero a los naturales. Pero la realidad es otra muy distinta. Lo dice, pero no lo hace.

Estos hechos, se pueden comprobar más gravemente en las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

Dicen que los inmigrantes solo ocupan los puestos de trabajo que los naturales no queremos. ¡¡Mentira!!.

Lo que los naturales no queremos es que por el mismo trabajo que hacíamos hasta ayer, nos quieran pagar menos. Y por lo tanto el empresario se lo da a un inmigrante que se conforma con el sueldo mínimo interprofesional. Esa es la cuestión y al parecer esos políticos ni se enteran o no quieren enterarse.

Para estos políticos el voto inmigrante es el que les va a salvar las próximas elecciones.

Ismael Baez de Martin Vera

1 comentario:

Bárbara Supernova dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.